WomensLaw no es solamente para mujeres. Servimos y apoyamos a todos/as los/as sobrevivientes no importa su sexo o género.

Información Legal: Religious

Ley Judía del “Get”

Ver Todo
Actualizada : 
12 de marzo de 2010

¿Qué es un “agunah”?

Tradicionalmente, un agunah (o mujer encadenada) era una mujer cuyo marido había desaparecido en tiempo de guerra o en el mar, por ejemplo. Dicha mujer no podía volver a contraer matrimonio según la ley judía puesto que no se podía probar que su marido había muerto –en el caso de que el estuviera aún vivo, él y su mujer todavía estarían casados si no es que le hubiera dado un get antes de desaparecer. Como solución a este problema, en el Estado de Israel contemporáneo, muchos hombres escriben a sus mujeres un get condicional antes de marcharse a realizar el servicio militar. Este documento asegura que si el marido se pierde en la batalla, su mujer es libre de volver a contraer matrimonio y continuar su vida.

Hoy día, sin embargo, muchos agunot se encuentran “encadenadas” por maridos que se niegan a dar a sus esposas un get. Esta denegación del get es una forma muy común de abuso conyugal, una manera de mantener su poder y control sobre una mujer e impedir que ella siga con su vida. A menudo, un hombre abusa de su poder negándose a dar un get a menos que su mujer acepte darle la custodia de sus hijos, dinero u otra cosa que éste desea.

El hecho de ser un gunah puede suponer muchos apuros y penurias para la mujer, sus hijos y para todos sus amigos y familias. En su condición de agunah, la mujer no puede volverse a casar y tener un control pleno sobre las decisiones que afectan su vida. Para una mujer ortodoxa, la incapacidad de volverse a casar y quizás de tener hijos puede hacerle sentir como si hubiera perdido su identidad, la cual puede percibir completamente como esposa y mujer.

¿Qué es un “mesarev get”?

Un mesarev get es un hombre que se niega a dar a su mujer un get, forzándola a convertirse en un agunah. Dicho comportamiento está mal visto por todas las corrientes del judaísmo.

¿Qué tipo de medidas puede tomar una comunidad contra un “mesarev get”?

Normalmente, un beit din emite un decreto, llamado seruv, contra un mesarev get, que condene (critique) al dicho mesarev get por negarse a conceder a su mujer un get. Los seruvim son tomados muy en serio en las comunidades religiosas de todas las corrientes, a pesar de que fuera del Estado de Israel , no tengan fuerza legal bajo la ley civil.

Muchas comunidades ortodoxas presionarán social y financieramente sobre un mesarev get para instarle a que se divorcie de su mujer. Algunas comunidades le niegan la participación en la vida de la sinagoga; sus amigos cortan sus relaciones con él; y los miembros de muchas comunidades se niegan a realizar negocios con el. Las comunidades judías publican los nombres de mesarvei get en sus boletines, periódicos locales e incluso en el Internet y así se aseguran de que muchos miembros de la comunidad conozcan el mal comportamiento del hombre. A menudo, miembros afectados de una determinada comunidad organizan piquetes frente al hogar de un mesarev get o boicotean su negocio o tienda. Estas tácticas pueden ser muy efectivas.

¿Qué sucede si el marido decide no concede un “get” a su mujer?, ¿qué puede hacer ella?

Si su marido se niega a concederle un get, hable con su rabino. Él o ella podrá convocar un beit din y emitir un seruv contra su marido. Su rabino también puede conseguir que la comunidad ejerza presión sobre él para que se lo otorgue. Puede que usted también desee contactar con una de las organizaciones enumeradas aquí, las cuales prestan asistencia a agunot. Estas organizaciones proporcionan asistencia legal a las mujeres , así como servicios de terapeutas que ayudan a las víctimas de violencia doméstica. Asimismo, usted puede leer la sección previa sobre qué tipo de acciones una comunidad puede tomar contra un mesarev get. Usted mismo u otros miembros de su familia pueden conseguir que la comunidad tome medidas contra su marido, como las descritas anteriormente. No obstante, puede ser que usted desee hablar con un abogado especializado en violencia doméstica antes de participar en ninguna acción comunitaria e intentar así elaborar un plan que le mantenga a salvo de su marido.

Usted puede encontrar defensores/abogados en su área en la sección Lugares que Ayudan en la parte superior de la página bajo “Programas estatales y locales”. Usted puede encontrar consejos sobre cómo realizar un plan para mantenerse a salvo de un abusador en nuestras páginas Su Seguridad.

Si el marido no concede a su mujer un “get”,¿ podría ella conseguir un divorcio civil?

Si un hombre se niega a conceder un get a su mujer, ella puede aun así divorciarse por lo civil en todos los estados.

Algunos Estados tienen medidas de protección específicas para mujeres cuyos maridos se niegan a otorgarles en get. New York ha pasado una ley, llamada “ley get” , Ley de relaciones domésticas 253, la cual estipula que cuando una de las partes solicita un divorcio civil, es responsabilidad de ambas partes asegurar que no hay ningún tipo de barreras —religiosas o de otro tipo— que impidan volver a contraer matrimonio tras el divorcio. Esto implica que un hombre, bajo la ley del estado de Nueva York, no puede negarse a otorgar un get a su esposa. Si usted vive en el estado de Nueva York asegúrese de hablar con su abogado civil y con su rabino sobre cómo asegurarse de que su marido le conceda un get. Usted puede encontrar Asistencia Legal en Nueva York aquí.

Si usted vive fuera del estado de Nueva York, hable con su abogado de divorcio pídale que éste/ésta solicite al juez que haga una orden similar*. Vaya a Encontrando a un Abogado y elija su estado del menú de recursos legales en su estado.

*Nota: A pesar de que ningún otro estado, a parte de Nueva York, tiene estatutos que garanticen el derecho a un get, existe una norma por precedentes judiciales en las anotaciones establecidas por la ley de muchos estados sobre este tema. A menudo, los casos de get, son expuestos bajo la cláusula de “libre ejercicio” de la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, la cual establece que “el Congreso no debe hacer ley alguna sobre los fundamentos de una religión o prohibir el libre ejercicio de ésta”. Por ejemplo, en un caso de divorcio de New Jersey, la corte decidió que forzar al marido a dar un get cumple con el propósito secular de completar el divorcio; debido a que no es necesario un ritual religioso para obtener un get , y debido a que el get no afectaba la capacidad del marido de practicar su religión, este requerimiento no violaba sus derechos contemplados en la Primera Enmienda.

¿Qué papel juega la violencia doméstica en el “mesarvei get” y “agunot”?

El comportamiento mismo de un mesarev get es una forma de abuso: un hombre que se niega a otorgar a su mujer un get está abusando de sus privilegios bajo la ley judía y esta intentando controlarla de una manera abusiva. Con frecuencia, el hecho de que un hombre no esté dispuesto a conceder un get a su esposa supone una prolongación del comportamiento controlador y abusivo que éste presentaba durante el matrimonio. La violencia doméstica se compone de muchos tipo de abuso (físico, emocional, financiero, sexual) que una mujer que intenta conseguir un get puede que haya sufrido; si su marido le fuerza a convertirse en un agunah, es otro tipo de abuso.

Muchas mujeres judías que han sobrevivido a la violencia doméstica se sienten avergonzadas porque creen que otros esposos judíos no son abusivos; razón por la que se sienten culpable de no haber conseguido crear paz en el hogar (shalom bayit). Recuerde: la violencia doméstica nunca es culpa de la mujer maltratada, no importarsu religión. Los índices de violencia doméstica son similares en la comunidad judía y en la sociedad en general; así como son más o menos iguales en todos los estratos socioeconómicos, niveles de educación, distintas corrientes del judaísmo y en todos los niveles de observancia religiosa. Una mujer judía tiene las mismas probabilidades que cualquier otra mujer de ser una víctima del maltrato doméstico. Asimismo, al igual que todas las víctimas de maltrato doméstico, una mujer judía tampoco se merece dicho maltrato. No obstante, si que se merece el derecho a dar todos los pasos necesarios para asegurar su protección y felicidad, así como la de sus hijos y el futuro de estos.

Muchos battei din consideran una obligación moral ayudar a una mujer maltratada a escapar de su marido y recibir un get. Si su beit din no es proactiva, usted puede considerar la posibilidad de contactar una de las organizaciones que ayudan a agunot y víctimas de la violencia doméstica.